Definir el producto o servicio

rcA menudo, al plantear estrategias de publicidad o captación de mercados se obvia lo evidente: mantener el enfoque en el producto o servicio.

Se viste, se maquilla, se adorna, se luce y se manda que se emancipe sin estar madura la idea, ni probado el producto, ni soportado y servicio. ¿Qué es lo que se está mostrando entonces?

Las estadísticas apuntan que por cada mala opinión en Internet se pierde una treintena de clientes. El nuevo concepto de reputación en el mundo digital hace que nuestra marca, que nuestro producto o servicio luzca de un color u otro. El nuevo “boca a boca” se confunde con los conceptos de viralidad y marketing social. Y se olvida, a veces, qué vendemos, qué hacemos, qué queremos y cuál es el objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *