La efectividad de la publicidad rápida

A menudo, el ímpetu de los comienzos de un proyecto o la ilusión a la hora de emprender una nueva vía de negocio llevan a muchos a querer ver resultados inmediatos, a las pocas horas de lanzar una campaña ya estudian analíticas y esperan que suene el teléfono o empiecen a llegar emails. En realidad, esto es más parecido a sentarse a ver crecer la cosecha.

Normalmente, el usuario que nos visita consultará nuestro producto, comparará con la competencia, y en muchas ocasiones su compra no será impulsiva, sino que tardará varios días e incluso semanas en volver para adquirir un producto o contratar un servicio. Esto no significa que estas visitas no sean valiosas, al contrario: nos sirven para presentar un producto y para la difusión y el posicionamiento de marca.

La semilla de la publicidad tarda en dar su fruto, se puede mirar hacia el horizonta adecuado. Pero es recomendable tener paciencia y fijar durante la planificación las revisiones que se realizarán sobre la analítica web para manejar unos datos significativos. Se trata de recorrer un camino que empieza por pequeños pasos. Aunque para llegar al final del camino el más importante es el primer paso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *