Movilidad, productividad y redes sociales

Hace unos años el concepto tecnológico del momento era la web 2.0, una forma de marcar el estado de la web del momento con una nomenclatura de versionado. Muchas empresas crearon marcas que añadían el concepto a su nombre, incluso algunos que llegaron tarde quisieron adelantarse haciéndose llamar 3. El tiempo ha demostrado que no se trataba de una moda, sino de la implantación de una serie de procedimientos técnicos que desarrollaron los conceptos de web social y de aplicación web que tanto han servido a nivel empresarial.

Utiliza la nube para aumentar el rendimiento de tu empresa

Lo que viene ahora, el concepto del momento, es el cloud computing, la computación en la nube, que no es ni más ni menos que la descentralización de nuestras aplicaciones y datos, o dicho de otra forma: el almacenamiento de datos en la nube, para que sean accesibles desde cualquier lugar.

De nuevo, lejos de ser un concepto de moda, se trata de una forma de trabajo destinada a mejorar de manera sustancial el rendimiento de nuestro trabajo. Habrá ocasiones en que tengamos que trabajar desde diferentes dispositivos: es fácil imaginar unos cuantos por persona: un ordenador en nuestro centro de trabajo, un portátil para viajes, otras veces desde casa, desde un smart phone (Blackberry, iPhone, Android…) y un tablet que utilicemos para reuniones o recogidas de datos en ciertas visitas. Administrar estos dispositivos puede llegar a ser engorroso para ello utilizamos herramientas de sincronización que nos ayudan acceder a nuestra información desde cualquier dispositivo en cualquier momento:

  • Acceder a nuestros ficheros más necesarios desde aplicaciones en la nube como Dropbox o SugarSync, que se encargan de mantener nuestros ficheros actualizados en todos los dispositivos.
  • Manejar el correo electrónico, libreta de contactos y calendarios (si es sincronizado con protocolo IMAP mejor que mejor), con la ventaja de poder dar respuestas inmediatas.
  • Gestionar el tiempo con listas de tareas como Remember the milk o simplemente las notas asociadas nuestro correo electrónico, de forma que no se nos olvide nada.
  • Anotar ideas o lugares que visitamos en Internet con aplicaciones como Evernote.
  • Acceder a redes sociales en cualquier momento para dar soporte al cliente o simplemente interactuar con él.

Las ventajas principales de utilizar este tipo de sistemas solucionan una serie de problemas que se repetían hasta ahora en la empresa moderna:

  • Rapidez de atención al cliente: Tanto si vendes por Internet como si no, responder por email a quien contacte contigo es algo que no debe llevar mucho tiempo. Una respuesta rápida (que apenas tarde en llegar unos minutos), genera confianza en el cliente porque da la garantía de haber un equipo humano dispuesto a satisfacer sus inquietudes y a hacerlo en el momento. Esta interacción será de dos formas diferentes: vía email y a través de redes sociales, por lo que incide de forma directa en la reputación digital de la empresa.
  • Integridad de los datos: Tus datos se almacenan en la nube y se sincronizan con todos tus dispositivos, incuso en caso de avería puedes acceder a ellos desde cualquier máquina a través de una aplicación web (de vital importancia a la hora de realizar una presentación).
  • Productividad: Mejora la productividad ahorrando tareas de sincronización entre dispositivos y facilitando el uso de herramientas de gestión del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *