ROI de publicidad

La inversión en publicidad es imprescindible en la empresa moderna, y parte de esa publicidad hoy día debe canalizarse a través de medios sociales. Someter a evaluación la eficacia de una campaña es, sin embargo, una tarea difícil ¿Qué variables nos sirven para medir el retorno de inversión (ROI)? ¿Basta con hacer balance de gastos e ingresos durante una época de campaña? ¿Es posible establecer una formula para medir el ROI de publicidad?

En realidad se puede, aunque mediante fórmulas más completas: los factores que nos permiten evaluar el ROI en publicidad dependen del producto que queramos vender, del medio que utilicemos y del mercado al que nos queramos dirigir. Si bien algunos estudios son capaces de medir resultados generales de inversión –Microsoft, recientemente, desvelaba que el ROI en medios online era mucho mayor que en medio tradicionales-, nosotros debemos identificar para cada caso los factores que influyen.

En el ROI de publicidad no sólo entran en juego factores estrictamente ligados a la campaña como el medio escogido, el target, etc. sino que además debemos evaluar otros factores como la oferta comercial que se difundía o la calidad del servicio que se presta al cliente. También hay que tener en cuenta los resultados intangibles del marketing online, factores de más difícil medida como la presencia y el posicionamiento de marca. Esta intagibilidad es tal que hay autores que afirman que el ROI de la publicidad online no puede ser medido sino es dentro del marco de las diferentes acciones publicitarias que la empresa lleve a cabo.

Sea como fuere, conviene recordar algunas claves de la gestión de tus acciones publicitarias y presencia Internet:

  • – No se trata de spammear al usuario con mensajes comerciales, sino de ofrecerle un servicio de valor que el usuario necesita.
  • – La atención al cliente comienza dentro de la campaña online: El usuario no espera recibir un mensaje publicitario, debes empezar a interactuar con él.
  • – Cuida tu reputación online. No debes permitir que se hable mal de ti sólo por el hecho de que tu producto sea mencionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *