Adaptarse a la publicidad online

Hablamos estos días de los avances tecnológicos y nuevas herramientas aplicables al marketing online y al comercio electrónico (como por ejemplo la tecnología NFC o las redes de geoposicionamiento), mientras llegan noticias del crecimiento de la inversión en publicidad online, tanto en la web como en dispositivos móviles, observamos que aún hay sectores algo reacios a abrir su negocio a Internet.

En sectores tradicionales, como el agroalimentario o el artesanal, la mayoría de los negocios no sólo no cuentan con una estrategia online definida, sino que tampoco ha desarrollado un portal web propio (ni hablar de una plataforma online que implemente un comercio electrónico).

La tarea de comprender el funcionamiento de una tienda online o de gestionar nuestra presencia en redes sociales exige esfuerzo y dedicación, una inversión de tiempo y dinero de la que obtendremos un beneficio después, pero siempre a través del trabajo. Algunas de estas ventajas son la ampliación del segmento de mercado (algo que puede ser vital en tiempos de crisis), la fidelización de nuestro clientes mediante la gestión de nuestra reputación online y la facilidad a la hora de gestionar el tiempo si utilizamos nuevos medios de comunicación ya sea via mail o a través de redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *